Paz y Comedias UNA CASA QUE NACE
DE LA MONTAÑA

Sagunto (Valencia) 2010 Sup. 886.56 m²

Un paisaje de montaña, con grandes muros de contención de piedra, es el origen del diseño para la configuración de esta casa. En la casa Paz y Comedias, ubicada al pie de la Sierra Calderona, Sagunto, Valencia; se ha buscado una plena integración con el entorno. Por este motivo se ha reutilizado la piedra de la excavación para la construcción de los muros de mampostería.

La casa queda arraigada al terreno y adquiere un carácter tectónico que la fusiona con el paisaje. Ramón Esteve

Nacida del terreno

Los muros que organizan los espacios se disponen paralelos entre sí y perpendiculares a la pendiente del terreno, haciendo que, junto con el material utilizado, la vivienda se fusione con el paisaje.
Grandes paños de vidrio que cierran los planos de piedra, permiten una total transparencia entre la montaña y el valle que acentúa la masividad del muro.

La tendencia natural al afrontar un proyecto es la de utilizar todos los recursos de los que se dispone. Ramón Esteve

Hacia el este, la vista se amplía hacia el mar. En esta fachada, el elemento fundamental es el balcón de la habitación principal. Un balcón que vuela sobre una gran altura libre, ofreciendo una gran sensación de ingravidez y una amplia panorámica hacia el paisaje.

Una casa en la que la utilización justa de materiales y colores y la precisión en la geometría se combinan para configurar un gran mirador, integrado en el paisaje de manera sutil y austera… Ramón Esteve

Casa como visual velada

En la fachada oeste, en cambio, la casa queda limitada por un espacio íntimo, resultado de separar la vivienda de la montaña. Los muros de piedra actúan como contrafuerte, generando un patio que hace de filtro entre la casa y el paisaje. Este espacio exterior enlaza la vivienda preexistente con esta ampliación y se convierte en el preámbulo de la galería de arte que posee el propietario. Es por esto que hacia esta zona exterior se organiza la zona más privada y la circulación de la casa. A este patio vuelcan las estancias más privadas y circulaciones de la casa.

 

La simbiosis total con el entorno se materializa ofreciéndonos una sensación de calma y armonía total. La lámina de agua que refleja la casa y el cielo nos devuelve una estampa de exquisita belleza y serenidad casi mística.

La fuerza interior

La filosofía del proyecto se aplica totalmente al diseño interior de esta vivienda. Grandes espacios diáfanos, armonía cromática, renuncia de todo elemento superfluo y una clara predilección por materiales nobles marcan las pautas de la vida interior de Paz y Comedias.

Fluidez espacial

Al interior, destaca la fluida conexión entre los espacios. El mínimo empleo de materiales y elementos sumado a la disposición de los muros y a las aberturas vidriadas, favorece a la continuidad entre las estancias. El uso mínimo de materiales y elementos (la disposición de los muros y las aberturas vidriadas) favorece una clara continuidad entre las estancias. La piedra ulldecona gris del pavimento también se dispone para crear las bancadas en los baños; la madera de iroko laminado de la carpintería exterior se funde con la piedra rojiza de los muros; el color blanco, en muebles y paredes, favorece la articulación de un ambiente fluido y tranquilo.

  • Arquitecto

    Ramón Esteve

  • Arquitectos
    Colaboradores

    Paula Cabrera
    Mercedes Coves
    Anna Boscà
    Olga Badía

  • Arquitecto Técnico

    Antonio Morales
    Emilio Pérez

  • Constructora

    Inrem S.A.

  • Jefe de obra

    Francisco Gª Pellicer

  • Fotografía

    Christoph Kicherer para Bulthaup
    Mayte Piera
    Léa Chave
    Sara Sánchez
    Ramón Esteve

  • Planos