Casa de la Cantera ESCALANDO LA MONTAÑA

Valencia 2017 Sup. 610 m²

Situada en la cima de una ladera, dentro de una de las urbanizaciones más consolidadas de Valencia, Casa de la Cantera nace de las condiciones extremas del terreno con la voluntad de escalar la pendiente para ganar vistas al paisaje.

Universo propio

El esquema de la casa consta de una superposición de cajas abrazadas por el propio terreno. La vivienda queda enclavada en la montaña mediante un vacío que la independiza de su entorno inmediato generando un universo propio que recoge al que la habita.

La parte inferior de la casa queda agazapada e integrada en el terreno mientras que la parte superior se abre a dos paisajes contrapuestos: por un lado, las vistas se dirigen hacia el mar buscando una conexión con el horizonte con el filtro intermedio de la piscina; y por otro hacia el monte mediterráneo.

Crecimiento vertical

En la parte superior, definida como un espacio fluido, convergen las zonas de día. La terraza y la piscina han sido a la vez concebidas como una prolongación de la planta y una conexión con el paisaje.

La piscina es un prisma que se extiende en las alturas volando sobre las habitaciones y el gimnasio.

Mirando al horizonte

La idea de apertura queda reforzada mediante una fachada frontal acristalada, sin ningún tipo de apoyo intermedio, que enmarca una vista panorámica hacia el mar.

Ligereza e ingravidez

Al abrir las visuales al frente y apoyar únicamente en los planos laterales se obtiene una sensación de ligereza y transparencia que hace de Casa de la Cantera un lugar sereno, conectado con el horizonte.

 

Materiales en bruto

La apariencia masiva y estructural de la vivienda es una proyección de la expresividad de los materiales en bruto. El enjambre de hormigón blanco ejecutado in situ queda atravesado por un núcleo central de ónix amarillo Neve D’or retroiluminado que cose verticalmente toda la vivienda mediante unas escaleras del mismo material. Los peldaños volados se expresan como grandes tablas macizas de ónix que emiten luz por todas su caras. Este efecto se produce gracias a un nuevo diseño patentado para su estructura interna.

Los grandes formatos retroiluminados de piedra natural confieren a la vivienda el carácter tectónico que la conecta, metafóricamente, con las entrañas de la tierra. Las impresionantes piezas de ónix vulcano adquieren un carácter casi escultural participando en las estancias de noche como un lienzo sobre el que admirar las cualidades plásticas de la piedra natural.

Toda la luz de la fachada, apoyada en los lados, genera una sensación de ligereza y transparencia que hace de Casa de la Cantera un lugar sereno con vistas al horizonte.
  • Arquitecto

    Ramón Esteve

  • Arquitectos
    Colaboradores

    Víctor Ruiz
    Anna Boscà
    María Martí
    Concheta Romani

  • Arquitecto Técnico

    Emilio Pérez

  • Colaboradores

    Tudi Soriano
    Benedetta Chicchini

  • Constructora

    Redon & Mena

  • Asesoramiento Estructural

    PRODEIN Proyectos de Ingeniería S.L.

  • Asesoramiento Instalaciones

    Juan Pedro Jiménez Monteagudo
    David Gimeno Asensio
    Vicente García García

  • Suministro de mármol y ónix

    PETRA the Stone Atelier

  • Fotografía

    Mariela Apollonio

  • Audiovisual

    Alfonso Calza

  • Música

    Henry Holzwarth
    Papu Sebastián

  • Planos