LA FABRICACIÓN DEL
INTERIOR

Valencia Capital Diseño 2022 ver listado

Valencia, Capital Mundial del Diseño 2022 #Valencia Capital Diseño 2022

En la designación de Valencia como Capital Mundial del Diseño para 2022, la World Design Organization pone el énfasis en el legado del diseño en Valencia. Este legado se puede remontar hasta la tradición medieval de la cerámica de Manises, la porcelana de Alcora en el siglo XVIII, la industria del juguete en Ibi o la producción de calzado en Elda desde el siglo XIX, tradición que en muchos casos ha sabido actualizarse incorporando entre sus valores el diseño contemporáneo. Existió en Valencia a finales del siglo XIX y principios del siglo XX una importante producción protoindustrial de muebles “al estilo de Viena” que reproducía las técnicas y modelos de Thonet con distribución por toda España. El legado del diseño de estas industrias primitivas corría a cargo de centenares de artesanos anónimos.

Aunque en la primera mitad del siglo XX encontramos valiosos ejemplos de diseño gráfico de vanguardia, como la publicidad de la piscina de Las Arenas de Josep Renau en 1932, no podemos hablar de diseño industrial propiamente dicho hasta finales de los años 60. En 1966 y 1967, se realizan en el Colegio de Arquitectos de Valencia las primeras Conversaciones sobre Diseño Industrial, en las que participan nombres como el escultor Andreu Alfaro o Tomás Maldonado, director de la Escuela de Ulm. En esa época, empresas locales como Martinez Medina apuestan por el diseño contemporáneo, pasando de fabricar ebanistería tradicional a producir piezas modernas como la butaca Granada de Javier Carvajal.

A pesar de estos prometedores principios, la relación entre industria y diseño en Valencia no deja de ser titubeante hasta los años 80, con la eclosión del Nou Disseny Valencià capitaneada por equipos transversales como La Nave. Entre sus diseños más populares destacan el hinchable Labios, obra de Marisa Gallén y Sandra Figuerola o la identidad gráfica de la Generalitat Valenciana, de Paco BascuñánDani Nebot y Nacho Lavernia. También en los 80 nacen empresas que apuestan por un fuerte vínculo entre producción y diseño, como Punt Mobles, que obtiene un gran éxito internacional con la estantería La Literatura, de Vicent Martínez.

Aunque el auge del diseño en los 80 sufrió una fuerte resaca postolímpica, muchas empresas locales deciden apostar por el diseño contemporáneo como valor añadido en algunos casos con excelentes resultados a nivel nacional e internacional, hecho destacado por el jurado de la World Design Organization.

En 1996 Gandia Blasco, una empresa dedicada a la producción de mantas pasa a producir mobiliario para exteriores a partir del encuentro con el arquitecto Ramón Esteve, convirtiéndose en un referente internacional del sector con la colección Na XemenaVondom, nacida en 2002 como rama de una empresa local dedicada a la producción en plástico, obtiene también una gran repercusión internacional al apostar por nombres locales como Ramón Esteve junto a figuras internacionales como Karim Rashid. Otras empresas valencianas de gran proyección internacional como Porcelanosa, nacida en 1973 en Villareal, apuestan en la actualidad por el diseño contemporáneo de equipos valencianos como CuldeSac, nacido en 2002 y heredero de la tradición interdisciplinar de La Nave, o Ramón Esteve en sus productos e instalaciones.

La Fabricación del Interior