LA FABRICACIÓN DEL
INTERIOR

Bauhaus ver listado

Las casas de la Bauhaus #Bauhaus

bauhaus-dessau
El último fin de toda actividad plástica es la arquitectura. (…) Arquitectos, pintores y escultores deben volver a conocer y concebir la naturaleza compuesta de la edificación en su totalidad y en sus partes. Walter Gropius, programa de la Staatliches Bauhaus, Weimar 1919

Aunque la arquitectura se consideraba el objetivo definitivo de la fusión de las artes y las artesanías que predicaba la Bauhaus en su manifiesto, lo cierto es que la escuela tardó años en tener una sección de arquitectura.

  • bauhaus-weimar

El primer resultado real de la Bauhaus en el campo de la arquitectura, la casa Sommerfeld, partiría en 1920 de un encargo de Walter Gropius y Adolf Meyer para el que recabaron la participación de todos los talleres de la Bauhaus, demostrando así que era posible la colaboración entre todos los oficios para conseguir una Gesamtkunstwerk u obra de arte total. A pesar del éxito que supuso para la escuela la realización del proyecto, también evidenció su total desconexión respecto a las nuevas tecnologías de la construcción.

Esto cambiaría a partir de 1923, cuando la escuela tomó partido por la industrialización con la exposición “Unidad entre Arte y técnica”. Para ella, se construyó una casa-modelo, la Haus am Horn. Concebida como una Wohnmaschine o máquina para vivir, los materiales, las técnicas constructivas y el equipamiento interior pretendían reflejar lo más avanzado de la técnica de su tiempo.

Pero la imagen definitiva de la vivienda de la Bauhaus, a base de volúmenes puros y blancos, con grandes ventanales y voladizos, nacería con el traslado de la escuela a Dessau en 1926. Además del edificio de la escuela, Gropius también construyó las viviendas de los maestros, un conjunto de tres viviendas pareadas con taller y una casa individual, situado en un pinar cercano a la escuela. En estas casas vivirían Paul Klee, Wassily Kandinsky, Georg Muche, Oskar Schlemmer, Lionel Feininger, László Moholy-Nagy, y el mismo Gropius. Los interiores, de generosas dimensiones, serían equipados con muebles producidos en los talleres de la Bauhaus, como el sillón Wassily de Marcel Breuer.

  • bauhaus-dessau-marcel-brauer
  • vasilly-marcel-brauer