13 / 01 / 2017

Hoy desayunamos con…

Guillermo Rubio
TC Cuadernos

Guillermo Rubio es editor de TC Cuadernos, una revista de arquitectura contemporánea y una editorial que también produce otro tipo de libros relacionados con la arquitectura.

Su deber, afirma Guillermo, es ser independientes y, en  consecuencia, estar abiertos a arriesgar como editores, apoyando propuestas interesantes aunque no sean tan conocidas. Su reto, poner en marcha una plataforma de contenidos digitales interesante para todos los lectores.

Este año cumplen 25 años y al futuro solo le piden un cuarto de siglo más.

La portada más deseada… La del próximo número.

¿Qué es TC Cuadernos? ¿Cómo nace, crece y se reproduce?

La revista se funda en 1992 (este año se cumplen 25 años desde su creación) y en sus inicios se trataba de una revista de alrededor de 80 páginas donde se publicaban artículos de carácter técnico dirigidos a especialistas de la construcción.

Poco a poco se empezaron a introducir los proyectos de arquitectura entre sus contenidos y a finales de los 90 y comienzos del 2000 ya se podía considerar como una revista de arquitectura de proyectos y con una difusión de ámbito sobre todo local y nacional.

Las primeras monografías que se publicaron estuvieron dedicadas a arquitectos valencianos como Carlos Campos, Manuel Portaceli o el equipo de CB Arquitectes.

La búsqueda de un mercado internacional, nos permitió también ampliar, poco a poco,  el ámbito de nuestros autores y nos fuimos expandiendo hasta estar hoy presentes en los principales países en Europa, América así como en Japón.

Lo que nuestros lectores siempre han valorado de la revista es la forma en que se publican los proyectos, poniendo atención a los planos y detalles que explican el proceso constructivo del edificio.

¿Qué destacarías del mundo de la arquitectura actual?

Destacaría la coexistencia de muchas cosas muy diferentes entre sí. No podemos distinguir estilos claros dominantes y la arquitectura tiende a ser cada vez más personal.

En lo que me atañe como editor, también destacaría la mediatización a la que está sometida la arquitectura, donde cada vez es más difícil estar al día de todo lo que se hace, con medios digitales que publican proyectos cada dos horas. La arquitectura está hoy quizás demasiado preocupada en salir bien en la foto y eso obliga al arquitecto a definirse y a trabajar mucho en su imagen en un mundo muy competitivo.

¿Qué cambiarías?

Cambiaría la visión cortoplacista que impone la política en algo tan importante y duradero como la arquitectura, cuyo poder de transformación del territorio es incompatible con intereses ligados a procesos electorales. Es necesaria una visión más a largo plazo.

Hay también una pérdida de identidad, en ciertos procesos de estandarización,  que implica una destrucción de industrias y saberes locales.

Pienso, en definitiva, que habría que dar al arquitecto, como profesional preparado, mayor poder de decisión y criterio frente a otras consideraciones.

 

¿Te interesa la cultura del diseño?
Recibe nuestro newsletter

Nombre*
E-mail*
 

Please leave this field empty.

¿te interesa la cultura del diseño?

Recibe nuestro newsletter

Nombre*
E-mail*
 

Please leave this field empty.

Déjanos tus datos y te contactamos.

Este sitio utiliza cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario.

¿ACEPTAS?

Política de cookies