LA FABRICACIÓN DEL
INTERIOR

Javier Carvajal ver listado

El pabellón de Nueva York de Javier Carvajal #Javier Carvajal

Carvajal_NY_pabellon02

Javier Carvajal Ferrer se consagró entre los jóvenes miembros de la profesión al resultar vencedor del concurso convocado para construir el Pabellón de España en la Feria Mundial de Nueva York de 1964. El edificio fue en su momento un éxito clamoroso de público y crítica, incluyendo comentarios elogiosos de Ada Louise Huxtable, la famosa crítica de arquitectura del New York Times, o del mismo Salvador Dalí y obtuvo el premio a la mejor arquitectura extranjera concedido por el Instituto Americano de Arquitectura.

  • Carvajal_NY-vlc
  • Carvajal_NY_pabellon
La Arquitectura tiene una entidad doble, que se expresa en la ideación creativa y en la construcción fáctica. La Arquitectura no es un arte dibujado, sino un arte construido. Javier Carvajal Ferrer, Sobre la génesis del proyecto, 1997

El exterior del pabellón, escueto y hermético, estaba formado por un zócalo encalado sobre el que se levantaba un volumen severo hecho de elementos prefabricados de hormigón, elemento recurrente en su obra que repetiría en la casa de la calle Caracas en Madrid o en la polémica Torre de Valencia en Madrid.

En su interior se encadenaban espacios cubiertos y descubiertos de una forma sutil y elegante que la crítica de la época comparó con la Alhambra de Granada. El techo se cubría con un artesonado de piezas cuadradas de madera de nogal, también de reminiscencias mudéjares, que bajaba hasta el nivel de los expositores para albergar la iluminación artificial. El suelo, cubierto de terrazo, se adaptaba a la topografía del terreno diferenciando las alturas de los diferentes espacios expositivos.