23 / 12 / 2015

Hoy desayunamos con…

Mauricio Inglada

Gerente de L’Antic Colonial

logo

Mauricio Inglada sonríe tras el trabajo bien hecho y disfruta cuando se encuentra con el equipo unido pensando en nuevos proyectos. Teme no estar a la altura de las expectativas y le enfada no saber comunicar todo de lo que son capaces.

La inspiración la encuentra en muchos sitios. Una revista, un paseo por la ciudad o una conversación con un arquitecto o diseñador es suficiente para atraer a las musas.

Apasionado de la piedra y la madera –para él una combinación irresistible- sueña con hacer de L’Antic un referente mundial.

 

¿Quién es Mauricio Inglada?

Una persona sencilla a la que le gustan las cosas bien hechas, estar rodeado de buena gente, apasionado del diseño, su familia y el deporte, con la naturaleza siempre presente. Para bien o para mal, también inconformista y muy perfeccionista.

¿Qué es L’Antic Colonial? ¿Cuál es su filosofía?

Una empresa que cree en lo que hace, consciente de que el manejo de materiales y productos vivos y que evolucionan con uno mismo siempre le darán la ventaja de estar haciendo algo diferente sin perder nunca su dirección, que no es otra que ayudar a generar espacios para vivir y disfrutar.

Nuestra filosofía es un non stop, es estar siempre alerta. Siempre tratando de superarnos y buscando compañeros de viaje que nos ayuden a mejorar y a entender la evolución de un mundo que avanza muy rápido pero que por otro lado mantiene siempre una esencia que perdura, y eso es a lo que aspira L’Antic, a no ser algo efímero.

 

¿Qué destacarías de la situación del mundo del diseño actual? ¿Qué cambiarías?

Destacaría a las personas, cada día hay mucha más gente que valora las cosas bien hechas, que se da cuenta de que cuesta lo mismo hacer las cosas bien o mal y que poder disfrutar de algo bien hecho ayuda a vivir mejor. Hoy en día el diseño no es un lujo, es asequible, y se utiliza de muchas formas ayudando a que podamos vivir mejor. Hoy podemos decir que la funcionalidad sin diseño carece de sentido.

Cambiaría todo aquello que no se hace con pasión y ánimo de aportar sino con el objetivo de figurar, de conseguir un titular a sabiendas de que lo que se está diseñando tiene fecha de caducidad.

¿Te interesa la cultura del diseño?
Recibe nuestro newsletter

Nombre*
E-mail*
 

Deja este campo en blanco, por favor.

¿te interesa la cultura del diseño?

Recibe nuestro newsletter

Nombre*
E-mail*
 

Deja este campo en blanco, por favor.

Déjanos tus datos y te contactamos.

Este sitio utiliza cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario.

¿ACEPTAS?

Política de cookies